¿Qué es el Mommy Makeover?

Mommy Makeover
Durante el embarazo se producen multitud de cambios fisiológicos en el cuerpo femenino. Estos cambios permitirán el desarrollo del bebé y su alimentación durante las primeras etapas de la vida. Sin embargo, un cambio tan importante desencadenara unas alteraciones en el organismo que no siempre se revierten al finalizar el embarazo. Mommy makeover es el término coloquial empleado para denominar los procedimientos en cirugía plástica que tienen por finalidad restituir la figura femenina tras el embarazo y el parto.

¿Qué le sucede al cuerpo durante del embarazo?

Los cambios metabólicos y hormonales asociados al embarazo van a producir una serie de alteraciones en el organismo de la mujer gestante:

Por una parte, se produce un aumento de peso en forma de reserva de grasa que la mujer utilizará cuando aumente la demanda energética del bebé a medida que avanza el embarazo, y para facilitar la lactancia tras el parto. Esta ganancia ponderal en ocasiones no llega a revertirse completamente, persistiendo zonas de depósitos grasos a largo plazo.

También se produce un aumento de volumen de la glándula mamaria como preparación para la lactancia que puede desplazar y reducir el tejido adiposo que conforma el pecho. Cuando finaliza este estímulo hormonal y la glándula involuciona, es posible que no se recupere este tejido graso originando un pecho vacío o caído por falta de volumen y de retracción de la piel de la mama.

Como es de esperar, el abdomen es la zona que más cambios experimenta, produciéndose una gran distensión uterina y de toda la pared abdominal. Tras el parto este cambio físico puede dejar como secuelas una flacidez de la piel y pérdida de tono de la musculatura abdominal, así como la aparición de estrías cutáneas.

¿Qué medidas pueden ayudar a recuperar la silueta después del embarazo?

Llevar unos hábitos de vida saludables incluyendo una buena alimentación, una actividad física periódica y evitar sustancias tóxicas como el tabaco tanto antes como durante y después del embarazo pueden ayudar a reducir e incluso revertir los cambios físicos negativos que acarrea el embarazo. Sin embargo, estos cambios también están influenciados por la base genética de la paciente, como puede ser por ejemplo el tipo de piel o las características de su tejido adiposo y su metabolismo que pueden influir en la figura después del embarazo.

¿Cuando debe realizarse el Mommy Makeover?

Los procedimientos orientados a recuperar la figura después del embarazo se deben considerar cuando la paciente haya decidido no tener más hijos. Si posteriormente se quedase embarazada no habría ningún problema, aunque los beneficios estéticos derivados de esta cirugía podrían verse alterados.

Es recomendable esperar al menos entre 6 meses a 1 año desde el parto y al menos 6 meses tras la finalización de la lactancia materna, para dar tiempo a que el cuerpo se haya recuperado del parto, el influjo hormonal haya cesado y nos encontremos en una situación estacionaria en los que no sean esperables futuros cambios de peso.

¿Qué tratamientos incluye el Mommy Makeover?

Los cambios negativos descritos que sufre el cuerpo tras el embarazo y el parto pueden corregirse mediante una intervención quirúrgica que comprende varios procedimientos:

• Cirugía de pecho: la flacidez de la mama se puede corregir mediante una cirugía de elevación de senos o mastopexia. En ocasiones, si la mama se ha quedado muy vacía se puede obtener un volumen acorde a las proporciones corporales de la paciente con ayuda de un implante mamario.

• Cirugía de abdomen o abdominoplastia. esta parte de la intervención tiene por finalidad devolver el tono muscular perdido durante el embarazo a la pared abdominal, a la vez que se elimina la piel que se encuentra descolgada y las estrías cutáneas que se encuentren esta localización. En nuestra web puedes encontrar más información sobre este procedimiento.

Liposucción: en ocasiones puede ser necesario complementar estos procedimientos con la eliminación de acúmulos localizados de grasa en el abdomen, zona lumbar o los muslos que podían estar presentes antes del embarazo o bien han adquirido mayor entidad tras este.