La nariz es la estructura más visible de la cara. Una alteración en su forma o dimensiones alterará la armonía de la cara y se trasladará también a nuestra imagen.

 

 

La rinoplastia es el procedimiento que nos permite modificar las proporciones de la nariz y adecuarla a nuestra cara. Es fundamental realizar una adecuada planificación ya que la nariz está constituida por muchos elementos (cartílagos alares, laterales y septal, huesos propios, piel, estructuras ligamentosas,…) para corregir aquellas zonas que consideramos alteradas mientras preservamos el resto de estructuras. Las modificaciones que se pueden realizar son:

 

  •          Aumentar o disminuir el tamaño de la nariz.

  •          Mejorar el dorso, eliminando una giba indeseable.

  •          Definir mejor la punta nasal, evitando caer en afinamientos excesivos, y elevarla cuando es necesario.

  •          Mejorar la función respiratoria nasal.

  •          Corregir imperfecciones y desviaciones resultantes de traumatismos u otras cirugías.

 

En nuestra Unidad realizamos este procedimiento con anestesia general, con el fin de realizar las modificaciones precisas mientras el paciente esta controlado. La intervención dura aproximadamente de una hora y media a dos en función de las correcciones que sean precisa realizar. Nuestra visión de la rinoplastia es global, considerando los aspectos estéticos y funcionales siempre de forma conjunta. Al día siguiente de la operación podrás irte a tu domicilio con una pequeña férula de plástico y al cabo de unos pocos días podrás retornar a tus vida cotidianos con total normalidad.

¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros