La ginecomastia consiste en un aumento del tejido mamario en el varón. Esta situación puede ocurrir por multitud de motivos: como efecto secundario de algunos tratamientos farmacológicos, consumo de anabolizantes, trastornos metabólicos, por causas no bien esclarecidas,… La ginecomastia puede afectar a una o a ambas mamilas y puede ser predominantemente glandular, grasa o mixta.

Con esta operación se puede conseguir:

  • Un tórax plano.

  • Reducir o corregir asimetrías entre ambas regiones pectorales.

  • Reafirmar la piel del tórax.

 

La intervención consistirá en eliminar el exceso de tejido glándula a través de una pequeña incisión en la mitad inferior de la areola. Cuando la ginecomastia incluye un componente graso importante es aconsejable asociar la liposucción para mejorar el resultado. En aquellos casos en los que existe un descolgamiento cutáneo importante, como en aquellas personas que hayan presentado cambios de peso importantes, puede ser necesario realizar cicatrices adicionales para eliminar el exceso de piel.

 

En nuestra Unidad realizamos este procedimiento con anestesia local y sedación o con anestesia general en función del grado de la ginecomastia, sin que sea necesario el ingreso hospitalario en muchos casos. La intervención dura aproximadamente una hora y media. Al finalizar se coloca una faja que ayuda a la cicatrización de los tejidos y a la readaptación de la piel. En los días posteriores te veremos en la consulta para realizar las revisiones e iniciar el tratamiento con fisioterapia. Al cabo de unos días te podrás incorporar a tu vida laboral con total normalidad.

 

¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros