Aumento de pecho

La mamoplastia de aumento (aumento de pecho) es la operación de cirugía estética que aumenta el tamaño de los senos mejorando su forma y apariencia.
Con esta operación se puede conseguir:
Un pecho de mayor tamaño y con mejor forma
Reducir las asimetrías de las mamas
Reafirmar el pecho sin añadir cicatrices adicionales
Recuperar el volumen y mejorar la forma de la mama tras el embarazo

El aumento mamario se puede lograr empleando implantes mamarios o bien tejido adiposo extraído de una zona del cuerpo que se desee mejorar. La elección de una técnica u otra depende de los deseos, expectativas y constitución de la paciente. Cuando se opta por los implantes mamarios habitualmente empleamos prótesis anatómicas colocadas en una cicatriz en el surco submamario que queda oculta por la leve caída de la propia mama, con el fin de no desvirtuar la areola. Solemos preferir el plano submuscular con el fin de dotar a nuestros aumento de un mejor resultado estético y más duradero.

Nuestra elección siempre es utilizar implantes de primeras marcas.

En nuestra Unidad realizamos este procedimiento bajo anestesia general con el fin de ofrecer la mayor seguridad a nuestras pacientes. La intervención dura aproximadamente unas dos horas y media. Al día siguiente de la operación podrás irte a tu domicilio sin vendajes y en los días posteriores te veremos para realizar las revisiones e iniciar el tratamiento con fisioterapia. Al cabo de unos días te podrás incorporar a tu vida laboral con total normalidad.

¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros

Aumento de pecho con grasa

La liposucción, también conocida como lipoescultura, es una técnica quirúrgica empleada para eliminar depósitos de grasa en diferentes zonas del cuerpo. Suele aplicarse mayoritariamente en el abdomen, pero también en la cara interna de los muslos, las caderas, la cara interna de las rodillas, las pantorrillas, los tobillos, las llamadas popularmente “cartucheras”, los brazos y la papada.

 

Consiste en la aspiración de la grasa mediante la introducción de una cánula conectada a un sistema de vacío. Se realiza siempre con anestesia, que será local con sedación, epidural o general dependiendo de la cantidad de grasa a aspirar. El tiempo en quirófano variará también en función de dicha cantidad de grasa y de las diferentes zonas del cuerpo que se haya decidido tratar.

 

Durante la operación de liposucción, el cirujano plástico realiza una incisión e introduce primero unas cánulas para infiltrar una solución anestésica y vasoconstrictora. A continuación, introduce las cánulas con las que aspirar la grasa. Al mismo tiempo, el paciente es controlado por un anestesista, que va suministrando los fármacos y líquidos necesarios.

 

 

En la mayoría de las ocasiones, la liposucción no requiere ingreso hospitalario, salvo en los casos de intervenciones muy extensas, para lo cual puede ser necesario un ingreso de 24 horas. Al acabar, se coloca una faja, medias o vendaje elástico sobre la zona tratada para controlar la inflamación y el sangrado y ayudar a la piel a adaptarse al nuevo contorno.

 

El paciente deberá llevar las 24 horas del día estas prendas de compresión durante tres o cuatro semanas y, transcurrido este tiempo, dependiendo del caso, continuará con ellas unas semanas más sólo durante el día o cuando realice ejercicio. Es conveniente que tome antibióticos para prevenir infecciones y otros medicamentos para el dolor. En cualquier caso, los puntos le serán retirados entre cinco y diez días después de la cirugía y podrá volver a trabajar en unos días.

 

Respecto a la recuperación, es un proceso gradual. Los primeros días tras la cirugía, las áreas intervenidas suelen estar hinchadas y con algunos hematomas, que desaparecen en las primeras semanas. Una mínima inflamación puede mantenerse durante seis o más meses y algunos pacientes pueden notar una sensación de quemazón y de pérdida de sensibilidad en la zona tratada, que desaparece también en las semanas siguientes.

 

La liposucción es, pues, una técnica efectiva para proporcionar un nuevo contorno corporal, ya que sus resultados pueden ser permanentes, siempre y cuando el paciente mantenga una dieta adecuada y practique ejercicio periódicamente. Pese a lo anterior, uno de los mitos más extendidos en torno a esta intervención es que ayuda a perder peso, pero no es así. Se trata de un método para retirar acúmulos localizados de grasa que no responden ni a la dieta ni al ejercicio. Por tanto, no es tampoco un tratamiento para la obesidad ni una técnica que ayude a eliminar la celulitis.

¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros

Reducción de pecho

La reducción de mamas o mamoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico para disminuir el tamaño de las mamas, mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolas más pequeñas, ligeras y firmes. Además se puede reducir el tamaño de las areolas. La finalidad de la mamoplastia de reducción es proporcionar a la mujer unos pechos más pequeños y con una forma más proporcional al resto de su cuerpo.

Esta operación está indicada en aquellas mujeres con mamas de gran tamaño que asocian alguno de los siguientes problemas:

    • Dificultades para llevar una vida normal: hacer deporte, encontrar ropa adecuada, dolores de espalda,..

    • Erosiones y eczemas en la piel que esta debajo de las mamas

    • Complejos por el volumen mamario que afectan a sus relaciones personales y su autoestima.

    • Mamas asimétricas o muy caídas

A la vez que se elimina el exceso de tejido mamario se remodela la mama para darle una apariencia más juvenil, eliminando la flacidez y el exceso de piel y recolocando la areola y el pezón en el lugar que le corresponde. Habitualmente es necesario realizar una cicatriz alrededor de la areola, y otra en “T invertida” vertical en el polo inferior de la mama y en el surco submamario. Suelen ser bien toleradas por las pacientes, debido a que se obtiene un pecho más rejuvenecido. La recuperación suele ser muy buena, ya que es una intervención que ocasiona pocas molestias.

En nuestra Unidad realizamos este procedimiento bajo anestesia general con el fin de ofrecer la mayor seguridad a nuestras pacientes. La intervención dura aproximadamente unas dos horas y media. Al día siguiente de la operación podrás irte a tu domicilio sin vendajes y en los días posteriores te veremos para realizar las revisiones e iniciar el tratamiento con fisioterapia. Al cabo de unos días te podrás incorporar a tu vida laboral con total normalidad.

Detrás de cada intervención hay un gran equipo humano integrado por enfermeras, anestesiólogos, médicos de guardia,… que cuida de que todo transcurra perfectamente y con la máxima seguridad durante el tiempo que permaneces en el hospital como cuando estés en tu domicilio.

¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros

Mama Tuberosa

Las mamas tuberosas son una alteración del desarrollo mamario que acontece en la edad puberal. Como consecuencia la mama no se forma adecuadamente, sino que adquiere un aspecto caprino. Existen diferentes grados en su presentación, que van desde la presencia de una pequeña falta de volumen en el cuadrante ínfero-interno de la mama, hasta la ausencia del polo inferior o de todos los cuadrantes de la mama con un surco submamario anómalamente alto, una areola desproporcionadamente grande y acompañada de una herniación de la glándula mamaria.

El tratamiento de este cuadro consiste en el remodelado de la glándula mamaria con liberación del anillo fibroso que origina la herniación del tejido mamario para permitir una adecuada expansión de este en aquellas zonas que falta volumen. En muchos casos hay que reducir el diámetro de la areola y aportar volumen a la mama, mediante implantes o bien injertos adiposos.

En nuestra Unidad tenemos amplia experiencia en el tratamiento de la mamas tuberosas. La intervención dura aproximadamente unas dos horas y media. Al día siguiente de la operación podrás irte a tu domicilio sin vendajes y en los días posteriores te veremos para realizar las revisiones e iniciar el tratamiento con fisioterapia. Al cabo de unos días te podrás incorporar a tu vida laboral con total normalidad.

¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros

Elevación de pecho

La mastopexia o elevación de pecho es un procedimiento quirúrgico para elevar y mejorar la forma de las mamas caídas. Con los años, y tras circunstancias como el embarazo, dar de mamar y la fuerza de la gravedad hacen que la mama tienda a caer; además, a medida que la piel pierde su elasticidad la mama pierde su forma y cae, fenómeno conocido como ptosis mamaria.

La mastopexia esta especialmente indicada en las siguientes situaciones:

  •          Las mamas han caído por efecto de la gravedad (generalmente en personas con mamas de gran tamaño).

  •          Cuando el pecho ha caído tras el embarazo o tras un adelgazamiento.

  •          En personas con mucha laxitud cutánea y con cambios importantes de peso

  •          Cuando se desea un pecho más firme

A la hora de realizar una elevación del pecho puede ser necesario utilizar implantes mamarios o bien tejido adiposo extraído de una zona del cuerpo para lograr compensar el volumen de la mama que se ha perdido. En otras ocasiones, el tejido mamario disponible es suficiente y sólo es necesario eliminar el exceso de piel, remodelar el tejido mamario y recolocar la areola y el pezón en el lugar que le corresponde. Para ello puede ser necesario realizar una cicatriz alrededor de la areola y en ocasiones y en función de la ptosis mamaria complementarla con una pequeña cicatriz que va desde el borde inferior de la areola al surco submamario.

En aquellos casos que es preciso emplear implantes mamarios, nuestra elección siempre es utilizar prótesis de primeras marcas (http://www.polytech-health-aesthetics.com/index.php/es/productos-especialistas/implantes-mamarios). Estos pueden ser redondos o anatómicos en función de los deseos de la paciente y su constitución anatómica

En nuestra Unidad realizamos este procedimiento bajo anestesia general con el fin de ofrecer la mayor seguridad a nuestras pacientes. La intervención dura aproximadamente unas dos horas y media. Al día siguiente de la operación podrás irte a tu domicilio sin vendajes y en los días posteriores te veremos para realizar las revisiones e iniciar el tratamiento con fisioterapia. Al cabo de unos días te podrás incorporar a tu vida laboral con total normalidad.

Detrás de cada intervención hay un gran equipo humano integrado por enfermeras, anestesiólogos, médicos de guardia,… que cuida de que todo transcurra perfectamente y con la máxima seguridad durante el tiempo que permaneces en el hospital como cuando estés en tu domicilio.

¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros

Ginecomastia

La ginecomastia consiste en un aumento del tejido mamario en el varón. Esta situación puede ocurrir por multitud de motivos: como efecto secundario de algunos tratamientos farmacológicos, consumo de anabolizantes, trastornos metabólicos, por causas no bien esclarecidas,… La ginecomastia puede afectar a una o a ambas mamilas y puede ser predominantemente glandular, grasa o mixta.

Con esta operación se puede conseguir:

  • Un tórax plano.

  • Reducir o corregir asimetrías entre ambas regiones pectorales.

  • Reafirmar la piel del tórax.

 

La intervención consistirá en eliminar el exceso de tejido glándula a través de una pequeña incisión en la mitad inferior de la areola. Cuando la ginecomastia incluye un componente graso importante es aconsejable asociar la liposucción para mejorar el resultado. En aquellos casos en los que existe un descolgamiento cutáneo importante, como en aquellas personas que hayan presentado cambios de peso importantes, puede ser necesario realizar cicatrices adicionales para eliminar el exceso de piel.

 

En nuestra Unidad realizamos este procedimiento con anestesia local y sedación o con anestesia general en función del grado de la ginecomastia, sin que sea necesario el ingreso hospitalario en muchos casos. La intervención dura aproximadamente una hora y media. Al finalizar se coloca una faja que ayuda a la cicatrización de los tejidos y a la readaptación de la piel. En los días posteriores te veremos en la consulta para realizar las revisiones e iniciar el tratamiento con fisioterapia. Al cabo de unos días te podrás incorporar a tu vida laboral con total normalidad.

¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros