Otoplastia

Las orejas prominentes o despegadas (en soplillo) pueden producir graves problemas de relación personal y afectiva sobre todo en los periodos finales de la infancia y comienzo de la adolescencia. La mayoría de los cirujanos plásticos recomendamos a los padres observar el comportamiento del niño en relación a sus orejas prominentes; no se debe insistir en la cirugía hasta que el niño así lo desee. Aquellos niños que se encuentren a disgusto con sus orejas y quieren operarse, cooperan más durante la intervención y están más contentos con el resultado.

Es aconsejable esperar hasta los 5-6 años de edad, ya que a esta edad prácticamente se ha completado el desarrollo de la oreja. Esta cirugía se puede realizar perfectamente también en la edad adulta. El procedimiento consiste en realizar una pequeña cicatriz detrás del pabellón auricular que sirve para eliminar el exceso de piel y permite moldear el cartílago de la oreja para que adopte la forma deseada. La localización de la cicatriz hace que esta sea prácticamente imposible de ver, incluso en aquellas personas que lleven el pelo corto.

En nuestra Unidad realizamos este procedimiento con anestesia local, salvo en el caso de los niños, que en función de su edad puede ser aconsejable la anestesia general. La intervención dura aproximadamente una hora y tras finalizar podrás irte a tu casa. Los resultados que ofrecemos son siempre naturales y una vez haya desaparecido la inflamación podrás llevar una vida completamente normal.

Los lóbulos rasgados en el orificio del pendiente es un motivo de consulta frecuente en nuestra Unidad. Puede ocurrir que tras un traumatismo, llevar pendientes pesados o dormir con ellos se pueda producir una elongación del orificio e incluso que este se rasgue completamente e imposibilite llevar pendientes. La corrección consiste en un sencillo procedimiento con anestesia local en el que se refresca y cierra ese orificio. Al cabo de unos días se realiza al lado un orificio para el nuevo pendiente, que además ocultará la pequeña cicatriz que se originó al cerrar el antiguo. Si lo realizásemos sobre la cicatriz antigua podría rasgarse de nuevo con facilidad.

¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros

Blefaroplastia

La cirugía de los párpados, también conocida como blefaroplastia, es un procedimiento que elimina el exceso de piel y las bolsas de grasa de los párpados superiores e inferiores. La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que hacen que parezcamos mayores, más cansados de lo que somos o enfadados y que, en algunos casos, pueden interferir con la visión.

 

 

En ocasiones, puede ser aconsejable combinarla con otro procedimiento, como un lifting facial o un relleno de grasa en la cara para conseguir un resultado óptimo.

 

Dependiendo de cada persona, el procedimiento se realizará sólo en los párpados superiores o también en los inferiores. Los resultados son muy gratificante, ya que se consigue un aspecto más rejuvenecido, con una mirada más relajada y luminosa pero sin alterar la expresión de la misma. Es habitual que las personas de su entorno noten que algo ha mejorado en su expresión pero sin que sospechen que se han realizado una blefaroplastia.

 

En nuestra Unidad realizamos este procedimiento bajo anestesia local o con una sedación sin ser necesario permanecer hospitalizada. En pocos días desaparece la inflamación en los párpados y se podrá incorporar a su vida cotidiana con total normalidad.

¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros

Lifting facial

El lifting cervicofacial es un procedimiento que permite conseguir un aspecto rejuvenecido y reducir las arrugas mediante el retensado de las estructuras que dan soporte a la cara y el cuello. Los candidatos ideales para someterse a un lifting son aquellas mujeres u hombres cuya cara y cuello comienzan a «caerse», pero cuya piel conserva todavía cierta elasticidad. La mayoría de los pacientes suelen tener entre 40 y 65 años.

 

 

Un lifting puede hacer que parezca más joven y que aumente la confianza en sí mismo, pero no le proporcionará un aspecto completamente distinto.

 

Para lograr un resultado óptimo, puede ser aconsejable incluir otros procedimientos en la intervención, como rellenos de grasa propia o una blefaroplastia (cirugía de los párpados).

 

Las cicatrices habitualmente son casi imperceptibles, ocultas en la línea de implantación del cabello o detrás de la oreja.

 

En nuestra Unidad ofrecemos buscamos siempre resultados naturales huyendo de los estigmas que aparecen en las sobrecorrecciones, como son la aparición de cicatrices anchas en zonas visibles y estiramientos excesivos que deforman la expresión. Al día siguiente de la operación podrás irte a tu domicilio sin vendajes y en los días posteriores te veremos para realizar las revisiones e iniciar el tratamiento con fisioterapia. Al cabo de unos días te podrás incorporar a tu vida laboral con total normalidad.

 

¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros

Rinoplastia

La nariz es la estructura más visible de la cara. Una alteración en su forma o dimensiones alterará la armonía de la cara y se trasladará también a nuestra imagen.

La rinoplastia es el procedimiento que nos permite modificar las proporciones de la nariz y adecuarla a nuestra cara. Es fundamental realizar una adecuada planificación ya que la nariz está constituida por muchos elementos (cartílagos alares, laterales y septal, huesos propios, piel, estructuras ligamentosas,…) para corregir aquellas zonas que consideramos alteradas mientras preservamos el resto de estructuras. Las modificaciones que se pueden realizar son:

  •          Aumentar o disminuir el tamaño de la nariz.

  •          Mejorar el dorso, eliminando una giba indeseable.

  •          Definir mejor la punta nasal, evitando caer en afinamientos excesivos, y elevarla cuando es necesario.

  •          Mejorar la función respiratoria nasal.

  •          Corregir imperfecciones y desviaciones resultantes de traumatismos u otras cirugías.

En nuestra Unidad realizamos este procedimiento con anestesia general, con el fin de realizar las modificaciones precisas mientras el paciente esta controlado. La intervención dura aproximadamente de una hora y media a dos en función de las correcciones que sean precisa realizar. Nuestra visión de la rinoplastia es global, considerando los aspectos estéticos y funcionales siempre de forma conjunta. Al día siguiente de la operación podrás irte a tu domicilio con una pequeña férula de plástico y al cabo de unos pocos días podrás retornar a tus vida cotidianos con total normalidad.

Lipofilling facial

Con el paso de los años nuestra cara puede adelgazarse y perder volumen en distintas zonas como las mejillas y región malar, zona temporal o los labios a la vez que pueden aparecer surcos nasogenianos y mentonianos. Todos estos cambios transmiten una imagen cansada y envejecida.

 

El lipofilling o relleno graso nos permite extraer grasa del propio paciente y tras ser purificada en el mismo momento, colocarla en aquellas zonas que se desean volumizar y mejorar para recobrar un aspecto más juvenil. También es una técnica muy útil para corregir deformidades tras traumatismos, cirugías previas o en aquellas personas que presentan una lipodistrofia facial.

 

Además, el lipofilling es un excelente complemento cuando realizamos técnicas de rejuvenecimiento facial como el lifting o la blefaroplastia

 

 

En nuestra Unidad realizamos este procedimiento con anestesia local y sedación o bien con anestesia general en función de los deseos de la paciente y las correcciones que sean preciso realizar. La intervención dura generalmente menos de una hora y tras su finalización podrás irte a tu domicilio sin necesidad de permanecer en el hospital. La recuperación es rápida y la grasa colocada sobrevivirá en un 80%, ofreciendo una mejoría permanente y natural, al tratarse de tejido extraído de la misma paciente.

¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros